Cómo encontrar el equilibrio

¡Hola, chicos!  Como hemos empezado un nuevo año hoy os traigo una entrada que espero que sea útil. Parece que tiene que empezar el año para hacer un montón de cosas nuevas pero en mi opinión, cualquier día es suficientemente bueno para mejorar en pequeñas cosas.

Por ello, me apetecía empezar una nueva sección en blog, algo que tiene que ver mucho conmigo, escribir sobre algo de lo que a mí me gusta mucho hablar, pensar y buscar métodos para mejorar:

¡EL EQUILIBRIO!

Quería hablar de lo importante que es encontrar tiempo para todo en esta vida pero sobretodo enfocándome en el día a día. A veces parece que llevar todo en orden es desesperante:

Ir a clase, comer sano, estudiar, hacer prácticas, pasar apuntes, hacer deporte, hablar con tus amigos, tener vida social, ver a tu familia, dormir, ver esa serie que tanto te gusta, quedar con tu pareja, escuchar a tu amiga contarte por quinta vez que ha olvidado a su ex, ir a comprar el regalo de tu tía segunda o ir a probarte ese vestido en Zara tan mono que viste la semana pasada. Tienes mil cosas que hacer y horas limitadas por lo que te planteas hacer de todo en un día.

A lo que lleva gráficamente a esto:

c550efc1a7dd3f4cfeaaf74f01807fc2

Te planteas hacer muchas cosas, terminas sin hacer nada o haciendo un 10% de lo que tenías pensado definiéndote de esta forma:

366308d0d7a97cf86a612f1557a4368b

No te preocupes, no eres el único porque a mí también me pasa. Quiero hacer todo, llevar todo en orden y a veces acabo bloqueándome, tirada en la cama viendo mi vida pasar. PERO no pasa nada… porque para eso estoy escribiendo, para eso tengo un blog y para eso pruebo cosas nuevas que me ayuden a ser más productiva.

Bien, empecemos con el primer paso. Vamos a hablar de los ‘HÁBITOS’. Estos actos que realizas en tu día a día como si fueran un ritual sagrado, ahora dirás, ‘No, Ana, yo no tengo hábitos..’, pero he de decirte que sí los tienes, aunque no te des cuenta de que lo sean. El ir a clase todos los días es un hábito, el levantarte a la misma hora es un hábito, el sacar a pasear a tu perro es un hábito, el lavarte los dientes/ducharte es un hábito..y la lista continúa.

Pues bien, quitando la obviedad de los hábitos recién mencionados, que espero que cumpláis día a día (por lo menos el de ducharos/lavaros los dientes…) los hábitos los creamos nosotros, se dice que se tarda 21 días en crear un hábito nuevo, una vez que se crea, el cuerpo automáticamente se dispone a ello.

EJEMPLO: Si te levantas a la misma hora todos los días durante un tiempo, llegará un punto en el que no te de pereza levantarte, el cuerpo termina acostumbrándose.

Lo que quiero decir yo es que no se necesita ser SUPERMAN ni SUPERWOMAN sino crear pequeños hábitos que a largo plazo consigan resultados. Como me gustaría explayarme en cada uno de esos hábitos voy a dividirlos en entradas en forma de capítulos.

Iré publicando pronto.

Ana.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s